• BIENESTAR INFANTIL

DERECHOS DE LA INFANCIA. ¿Cómo pueden protegerlos las familias ante esta crisis?

Las circunstancias que en estos momentos nos obligan a quedarnos en casa, están siendo en muchos casos, una oportunidad para repensar nuestras rutinas diarias y en la manera de relacionarnos y de convivir en familia. Desde el Programa de Promoción y Prevención de la Unidad Orgánica de Infancia y Familia, a través del Equipo Insular de Promoción del Bienestar Infantil de la Asociación Solidaria Mundo Nuevo, nos planteamos cómo se protegen desde cada hogar los Derechos de la Infancia. ¿Cómo están haciendo las familias para proteger estos derechos? ¿Está siendo una prioridad?


Indudablemente la incertidumbre y el miedo son emociones que adquieren mayores dimensiones en estos días, pero como ya planteó Educardo Punset “para sobrevivir a un mundo diferente nos hace falta otra manera de sentir”, en definitiva, se nos exige regular estas emociones para convertirlas en útiles y adaptativas.


La vida del hogar no se detiene, nuestra función de protección infantil tampoco. Los padres y las madres ante esta situación jugamos un papel primordial en esta función, no podemos dejar anteponer el miedo o incertidumbre al ineludible deber de protección, de respuesta a las necesidades de la infancia y de promoción del bienestar infantil. Por ello queremos aprovechar la oportunidad para sumergirte en la reflexión y revisión de las pautas y dinámicas que en estos días ponernos en marcha.


Te invitamos a que reflexiones sobre lo acontecido en los últimos días en tu casa, en tu familia… ¿En qué lugar has puesto esta labor de protección?¿Has impulsado actividades yo dinámicas que fomentan este cuidado? ¿En qué lo notas?

Para garantizar el Bienestar Infantil es necesario dar cobertura a un doble marco: Las necesidades básicas de la infancia y los Derechos de la Infancia. Estos últimos se encuentran establecidos en 1989 por la Convención de los Derechos del Niño. Te invitamos a que ahora que quizá dispongas de algo más de tiempo puedas ojear esta misma (pincha sobre la Convención):



Lo que sí tenemos claro es que hay un derecho que lo acapara todo en estos días, la imprescindible necesidad de dar respuesta a la cobertura del derecho de la salud de nuestros hijos e hijas y de la familia en general.

La salud se torna como una prioridad que vertebra todas nuestras rutinas.Está claro que, en este momento, se están tomando más que nunca las medidas dirigidas a la protección de la salud de la población en general, sobre todo, a pautas que implican una buena higiene, aislamiento y poco o nulo contacto con el exterior.

En relación con esto ¿qué te parece si ponemos aquí el foco de nuestra reflexión?


¿Qué acciones puedo impulsar desde casa para dar respuesta a esta situación tan particular?

Te proponemos que pongas en valor las acciones que ya estas desarrollando y que coloques en una escala la puntuación que le otorgarías a estos esfuerzos, siendo el 1 la puntuación más baja a otorgar y el 10 la mayor.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

Te invitamos que ahora revises esta puntuación y la sometas a un análisis honesto:


¿He sido justa/o con la puntuación que he otorgado? ¿He puesto realmente en valor mis acciones?¿Qué estás haciendo que te ha llevado a  no colocar una puntuación inferior?

No pretendemos que te flageles ni te culpabilices, esta situación requiere de un proceso de adaptación, de recolocar el cuadro de nuestra organización familias y de nuestras habituales prioridades. Sólo pretendemos que puedas dedicar un tiempo en pensar en los más vulnerables, y valorar también los esfuerzos que seguro ya estás haciendo por velar por el bienestar de tus hijos/hijas ante esta peculiar situación.


¿Qué acciones y medios podrías impulsar para la mejora de esta cobertura?

Para ayudarte en estos análisis, es posible que estas orientaciones te sean de utilidad, quizá luego puedas revisar la escala y replantearte la puntuación que has otorgado.


Te proponemos algunas sugerencias y te invitamos a contarnos qué otras rutinas y actividades estás haciendo para que este momento pase de la manera más enriquecedora posible:


1. Es importante anticiparnos antes de que nos pregunten ellos. Esta situación está requiriendo muchos cambios drásticos en su rutina, que han de comprender y que podemos justificar. En ocasiones el afán de protección nos puede llevar a ocultar información a los niños y las niñas sobre las situaciones que nos abordan, pero no olvides que esta situación nos desborda y que los niños y niñas pueden adquirir información por muchas fuentes. La comunicación honesta, trasmite seguridad y confianza. Los niños y niñas deben conocer que se trata de un virus que se trasmite fácilmente y que puede afectar a muchas personas y por eso debemos protegernos. Podemos informar sobre los síntomas más frecuentes: fiebre, tos y sensación de falta de aire y también ofrecer información positiva y optimista trasladando que la mayoría de los casos se recuperan (80%), pero los/as abuelos son los que más deben cuidarse de este virus. Normaliza la situación, no escondas y ocultes el tema sin saturarles de información.

2. Es importante que tengan información veraz sobre el momento en el que nos vemos sumergidos a nivel mundial; para ello se torna crucial acudir a fuentes oficiales y buscar información contrastada por expertos. Es importante también que el lenguaje esté ajustado a sus condiciones psicológicas, evolutivas y emocionales. Para que puedan entender esta situación, debemos ofrecerles información adecuada y adaptada.

Estos cuentos quizá puedan ayudarte:


- Rosa contra el virus publicado por la Editorial sentir junto al Colegio Oficial de Psicología de Madrid  formato digital y totalmente gratuito para explicar qué son los virus y promover hábitos adecuados para combatir esos microorganismos.


- ¡Hola! Soy el Coronavirus creado por la psicóloga Manuela Molina Cruz, especialista enfocada en primera infancia, este recurso busca ser una herramienta desde la fantasía y lo simbólico, para regular las emociones de niños y niñas.


Puedes descargártelos aquí:



3. Es esencial que los niños y niñas conozcan las indicaciones que las autoridades sanitarias y el gobierno proponen para su protección. Los adultos/cuidadores en estos días somos un gran espejo, es necesario que ofrezcamos un modelado de estas pautas de higiene y cuidado, y que en primer lugar, las integremos nosotros como adultos para poder exigirlas. Existen algunas infografías y videos divulgados por el Ministerio de Sanidad que ilustran las indicaciones para la protección. Pinchando en la siguiente imagen accederás a la web del MInisterio de Sanidad del Gobierno de España:


Hay algunas webs que ofrecen videos ajustados a las edades de nuestros hijos e hijas que les ayudará a integrar toda esta infromació pincha en imagen:



4. Debemos tener en cuenta que los niños y niñas son también sujetos de conocimientos, no son meros receptores de información. Es posible (casi inevitable) que a lo largo de estos días, nuestros hijos e hijas hayan ido procesando y elaborando información, por ello los padres, madres y/o cuidadores podemos preguntarles qué saben del COVID-19. De esta manera podremos detectar información errónea o mal interpretada, permitiéndonos aclararles dudas y/o transmitiéndoles calma y seguridad.



5. Recuerda que la salud, es una concepto amplio que trasciende la dimensión corporal, e implica también a nuestra dimensión emocional, por lo tanto, hemos de tener en cuenta crear un ambiente donde el bienestar emocional de nuestros/as hijos/as no se vea alterado, sabemos que no es fácil, y que las personas adultas también estamos transitando por una montaña rusa de emociones. Es posible que ante esta situación los niños y las niñas recurran a argumentos fantasiosos y debemos ayudarles a ajustar la información, de esta manera podemos ayudarles a regular el miedo o temor, ejercicio que nos ofrece a los cuidadores el reto de regular nuestro propio miedo o temor.

¿TE ANIMAS A COMPARTIR LAS PAUTAS, IDEAS, ESTRATEGIAS, MATERIALES QUE LES HAN RESULTADO ÚTILES EN ESTOS DÍAS?

Ayúdanos a construir una humilde comunidad de apoyo a las familias para la promoción del Bienestar Infantil en tiempo de crisis.



580 vistas4 comentarios